Vivir en el aquí y ahora


Autor: Yolanda Fajardo Ponce

Fecha: Agosto del 2018

Antes de seguir leyendo hagamos un ejercicio. Piensa en un día cotidiano, desde que te levantas hasta que te duermes, probablemente al despertar lo primero que hagas sea pensar en los deberes o en los asuntos inconclusos del día anterior y así te la pasas la mayor parte del tiempo, resolviendo problemas, recordando situaciones pasadas o anhelado cosas, pero, ¿en qué momento disfrutas de tú presente?

Existen estudios que indican que la mayoría de las personas pasan aproximadamente un 70% de su tiempo recordando sucesos pasados, o imaginando situaciones futuras y sólo el 30% es destinado a vivir el presente. Curioso, ¿no? Tú, ¿qué tanto tiempo dedicas en el día a disfrutar del presente? Porque siendo sinceros, es bueno pensar en el fututo, plantearnos objetivos y trabajar en ello hasta conseguirlos. Lo limitante es cuando pasamos todo nuestro tiempo pensando en ello y nos olvidamos de disfrutar las pequeñas cosas del día.

Existen muchas personas que le otorgan mucho poder al futuro, es decir, piensan que serán plenamente felices cuando junten el dinero necesario para comprarse un carro nuevo o los adolescentes pueden pensar que sean completamente felices cuando terminen la universidad y tengan su título universitario, en fin, existen millones de casos de personas así y sin embargo, la felicidad la podemos encontrar en nuestro camino diario.

Hay muchas otras personas que le dan mayor poder al pasado, se reprochan errores que cometieron, anhelan éxitos pasados y no disfrutan el HOY.

Lo importante es que aprendas a valorar el presente al igual que el pasado y el futuro. Ya que, sin lugar a dudas, el presente es lo único que está a nuestro alcance.

Vivir el aquí y el ahora significa ser capaz de reconocer y afrontar nuestros sentimientos, aceptar lo bueno y lo malo que nos vaya pasando y también significa aprender a valorar esas pequeñas cosas que sólo el HOY nos puede regalar. No dejes que los sentimientos que te causa el pasado o pensar en el futuro te invadan. Valora el presente, aprende del pasado y trabaja para que el futuro sea próspero y feliz.

Recuerda que no puedes controlar todo lo que pasa. Si en algún momento de tu vida sientes que la vida es demasiado dura y no encuentra salida, respira pues todo en esta vida tiene solución. No estás solo si necesitas ayuda para replantearte el presente y no distraerte con el pasado o con el futuro, acude a los psicólogos del Centro de Psicología y Bienestar Integramente, donde podemos ayudarte. 

Agenda una sesión


¡Sigue leyendo!
Tres cosas buenas
Vivir con calidad
Tips para alcanzar la paz interior

Referencias:

Sánchez, Bodas, A. (2003). El counseling y algunos malos entendidos. Campo Grupal. Año 5. Núm. 44. Abril de 2003.


¿Mi hijo duerme bien?

El ser humano pasa un tercio de su vida durmiendo. Es necesario dormir bien para restaurar el equilibrio físico y psicológico. El sueño es primordial para el desarrollo y tranquilidad de nuestro hijo. Un buen sueño, favorece la atención, concentración, memoria, aprendizaje y fomenta un mejor comportamiento. Un mal sueño (cantidad y/o calidad) puede hacer que nuestro hijo esté más activo o irritable de lo normal, que tenga problemas de aprendizaje o que baje su rendimiento académico. Es por ello que se publicarán una serie de cápsulas informativas acerca de la higiene del sueño, para lograr desarrollar buenos hábitos de sueño desde las primeras etapas de la vida. Un buen dormir, es tan importante como tener una buena alimentación.

¿Eres bipolar?

Seguramente te han dicho que por estar feliz y luego triste, eres bipolar. Sin embargo, la bipolaridad es un asunto más serio