Trastorno de apego reactivo


Autor: Jimena Mijares Fajardo

Fecha: Julio del 2017

El Trastorno de Apego Reactivo puede presentarse cuando un niño ha vivido cuidado insuficiente, maltrato u otros sucesos traumáticos y se manifiesta de la siguiente forma:

  1. Comportamiento inhibido, emocionalmente retraído hacia los cuidadores adultos.
  2. El niño raramente o muy pocas veces busca consuelo o se deja consolar cuando siente malestar.
  3. El niño reacciona muy poco hacia las demás personas.
  4. No manifiesta casi ninguna emoción.
  5. Casi no manifiesta alegría.
  6. Irritabilidad, tristeza o miedo inexplicado cuando interactúa con los adultos.

Puede deberse a:

  1. Violencia en la familia
  2. Negligencia: no ha tenido cubiertas las necesidades emocionales básicas. Es decir, no lo han tratado con cariño ni afecto.
  3. Cambios repetidos de los cuidadores primarios que reducen la oportunidad de elaborar un apego estable (p. ej., cambios frecuentes de la custodia).
  4. Educación en contextos no habituales (p. ej., orfanatos).

Agenda una sesión


Bibliografía: DSM-5. Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales



El acto del perdón es un acto gratuito (primera parte)

En ocasiones con el paso del tiempo, logramos ubicar que algo ha sido doloroso o ha dejado huella, aun después de darse cuenta puede ser complicado, entender que esto puede ser el origen de un problema, generando culpa, tristeza o a veces desolación. 

¿Cómo invertir en ti mismo?

 Invierte en ti emocional, física, espiritual y financieramente, lo cual permitirá que te conviertas en una mejor versión de ti mismo.