Síntomas de TOC en Pandemia


Autor: Irina Reyes González

Fecha: Marzo del 2021

Los expertos en salud mental predicen que aparte de la alza en trastornos como: Depresión y Ansiedad la pandemia por COVID-19 dejará estragos en las habilidades sociales lo que podrá generar Ansiedad Social y Ansiedad Generalizada, pero también se están presentando casos donde los síntomas del Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC) han comenzado a aparecer o si ya existían se han acentuados enfocados en la CONTAMINACIÓN-LIMPIEZA con la idea de prevenir el contagio de la enfermedad.

¿En qué consiste el Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC)? 
Es un trastorno que incluye presencia de obsesiones, compulsiones o ambas. Las obsesiones o compulsiones consumen tiempo (ejemplo, tardan más de 1 h al día) o causan malestar significativo desde el punto de vista clínico o deterioro en áreas del funcionamiento social, laboral u otras áreas importantes. 

¿Qué son las obsesiones? 
Son ideas, pensamientos, impulsos o imágenes recurrentes y persistentes que se experimentan como intrusivas e inapropiadas y que causan notable ansiedad o malestar. 

 ¿Qué son las compulsiones? 
Son conductas repetitivas e intencionales (o actos mentales) ejecutadas en respuesta a obsesiones o conforme a determinadas reglas que deben aplicarse de manera rígida. Las compulsiones están encaminadas a neutralizar o reducir un malestar o prevenir un suceso o situación temidos. 

Foco de las preocupaciones: 
• Agresión: ataque físico o verbal contra uno mismo u otros (incluye pensamientos suicidas y homicidas), accidentes, calamidades, guerras y desastres naturales, muerte.
• Contaminación: heces, humanas o no; suciedad, polvo, semen, sangre menstrual; otras excreciones corporales; microorganismos, enfermedad, en especial enfermedades de transmisión sexual como el SIDA 
• Simetría: orden en la disposición de todo (p. ej., libros en un estante, camisas en el vestidor) 
• Sexual: insinuaciones sexuales hacia uno mismo u otros, impulsos incestuosos, genitales de ambos sexos, homosexualidad, masturbación o competencia en desempeño sexual 
• Acumulación: colección de todo tipo de objetos, por lo común con escaso o nulo valor intrínseco (p. ej., cuerda, bolsas de compras) e incapacidad de desechar cosas 
• Religiosa: existencia de Dios, validez de relatos, prácticas religiosas, miedo a cometer actos pecaminosos. 
• Somática: preocupación por partes corporales (p. ej., nariz), preocupación por el aspecto, idea de tener una afección (p. ej., cáncer).

El Trastorno Obsesivo Compulsivo suele comenzar poco antes o poco después de los 20 años de edad, y la mayoría de las personas con el trastorno lo habrán desarrollado hacia los 30 años. El trastorno tienen prevalencia de por vida de 2 a 3% en la población general. Hombres y mujeres tienen la misma probabilidad de sufrir el trastorno obsesivo-compulsivo, pero los hombres tienden a un inicio más temprano. 

Dada la situación que se vive mundialmente, el miedo al contagio ha hecho que muchas personas extremen ciertas medidas con la intención de prevenir, sin embargo estas precauciones pueden caer en el extremo cuando se acompañan de pensamientos distorsionados de probabilidad de contagio que científicamente no están comprobados. Distinguir esto es sumamente difícil para los pacientes, estos pensamientos intrusivos se asumen como verdaderos y necesitan mantener las conductas ritualísticas para sentirse a salvo de la enfermedad. Estas conductas afectan sus relaciones interpersonales y en general su funcionamiento, por eso es de suma importancia tratarlo a tiempo.

El pronóstico dependerá de los tipos de introspección: 
Buena o aceptable introspección: el individuo reconoce que sus creencias inducidas por el trastorno obsesivo-compulsivo son de manera definitiva o quizá no ciertas, o que pueden ser ciertas o no. 
Poca introspección: piensa que sus creencias inducidas por el trastorno obsesivo-compulsivo tal vez son ciertas. 
Introspección ausente/creencias delirantes: está convencido por completo de que sus creencias inducidas por el trastorno obsesivo-compulsivo son ciertas.

Este trastorno requiere más allá de terapia psicológica un apoyo psicofarmacológico. Si tú o alguien que conoces necesita apoyo o presenta síntomas similares a los descritos en este artículo, recuerda que podemos ayudar. Contacta a un psicólogo o psicóloga dentro de nuestro equipo de psicoterapeutas, para agendar una sesión online o presencial

Agenda: 22.27.66.46.94