¿Qué significa que los niños estén aburridos en la escuela?


Uno de cada ocho estudiantes de secundaria y preparatoria expresó fuertes creencias negativas sobre la escuela, describiéndola como aburrida y de bajo valor.

Autor: Mariel Mitre

Fecha: Septiembre del 2021

Muchos de los estudiantes que tienen dificultades dirán que lo que aman es "nada", lo que odian es "todo" y la escuela es "aburrida". Algunos dicen que el aburrimiento es común y se espera en la escuela.
Los adultos bien intencionados pueden intentar normalizar que el aburrimiento es algo que es solo parte de la escuela y la vida; algunas cosas serán aburridas de vez en cuando. El desafío es en realidad el aburrimiento.

Lo que realmente significa "aburrido"
“Aburrido” es la punta del iceberg, es lo que dice el estudiante en la superficie, pero las razones subyacentes pueden ser más complejas.

Un estudio reciente de Michael Furlong y sus colegas arroja algo de luz sobre lo que los estudiantes realmente pueden querer decir cuando reportan aburrimiento en la escuela. 
En lugar de ver el aburrimiento como algo limitado a una asignatura o aula en particular, estudiaron a los estudiantes que informan de actitudes escolares desfavorables más amplias, o una "mentalidad de aburrimiento escolar". Según su revisión de la literatura, el aburrimiento escolar puede ser una señal de mentalidad interna, situaciones externas o un desafío emocional más profundo:
- Problemas con el tema o las demandas de la tarea (tener demasiados desafíos)
- Necesidad de más o nuevas fuentes de estimulación (no se les desafía)
- Interés o motivación limitados en un tema en particular.
- Un desajuste entre la habilidad de un estudiante y la habilidad requerida para completar una tarea.
- Un valor percibido bajo de lo que se enseña.
- Desenganche e insatisfacción.
- Desamparo y tristeza.
- Depresión, ansiedad, apatía.

Los investigadores también hacen una distinción entre las experiencias de aburrimiento como un estado temporal (esta clase / tema / situación es aburrida) y un rasgo más estable (un patrón general de aburrimiento en la escuela y en la vida). Esto es importante, ya que este último está asociado con un menor bienestar y falta de compromiso escolar. 

Cómo ayudar con lo "aburrido"
¿Qué pueden hacer los adultos si sospechan que el aburrimiento es una señal de un problema crónico que está afectando el bienestar de un estudiante? A continuación, se muestran algunas formas de evaluar la gravedad del problema.

  1. 1. En lugar de asumir que sabe lo que significa "aburrido", haga preguntas abiertas.

  2. 2.Vea si el aburrimiento es omnipresente o situacional preguntando si el aburrimiento es un "problema constante" o un "problema a veces". 

  3. 3. Para saber si se trata de un problema reciente o en curso, pregunte: "¿Cuándo empezó la escuela a sentirse aburrida?" A menudo, los estudiantes informarán que la escuela se volvió "aburrida" en un determinado nivel de grado, cuando se volvió más difícil, lo que puede ser un indicador de que el "aburrimiento" puede ser un mecanismo de protección (en otras palabras, es más fácil decir que algo es aburrido que es demasiado difícil y necesita ayuda).

También es importante recordar que el comportamiento es comunicación. Cuando vea comportamientos de la “punta del iceberg” como quejas repetidas sobre la escuela, la cabeza sobre el escritorio, el ausentismo o la falta de compromiso, es importante “verificar por debajo de la línea de flotación” para detectar otros desafíos de funcionamiento socioemocional. Es posible que “Estoy aburrido” no sea un motivo de preocupación en sí mismo, pero un patrón de actitudes fuertes y negativas sobre la escuela y la vida en general puede justificar una mayor intervención con un profesional de salud mental en la escuela.

Entonces, ¿qué pueden hacer los padres y educadores?

Si el aburrimiento parece ser un estado pasajero o superficial, los adultos pueden replantear la discusión del aburrimiento como una "emoción negativa" a una "emoción natural" que todos experimentamos de vez en cuando. De hecho, el aburrimiento puede tener resultados positivos, como permitir la creatividad y la resolución de problemas, y flexionar la capacidad de un estudiante para persistir frente a una tarea mundana. De hecho, como sugieren Furlong y sus colegas, las conversaciones sobre el aburrimiento se pueden adoptar para educar a los estudiantes sobre la motivación, el compromiso y las estrategias de afrontamiento. Estas conversaciones pueden, a su vez, aprovechar la autoconciencia de los estudiantes y mejorar el compromiso.

Si el aburrimiento parece ser un síntoma de un problema más profundo, sepa que incluso el acto de conectarse y escuchar las preocupaciones de un estudiante solo con una cálida consideración positiva puede ser protector. La investigación encuentra que conectarse con un adulto positivo puede proteger a los niños contra el estrés. Tener una conversación empática y tratar de comprender la perspectiva de un estudiante puede desarrollar su resiliencia y comodidad al pedir ayuda. Estas conversaciones también pueden llevar a conectar a un estudiante con un profesional de salud mental o de apoyo al aprendizaje de la escuela, como un psicólogo escolar.


Si tú o alguien que conoces le gustaría trabajar en este tema recuerda que podemos ayudar. Contacta a un psicólogo o psicóloga dentro de nuestro equipo de psicoterapeutas, para agendar una sesión online o presencial.




Texto traducido de: Branstetter, R. (2021) What Do Kids Mean When They Say They’re Bored at School? En: The Greater Good Science Center at the University of California, Berkeley



Jugar al aire libre

A lo largo de los años hemos visto como los aparatos electrónicos invaden la vida de los pequeños, dejando a un lado la posibilidad de disfrutar del aire libre, una pelota o un columpio.