¿El resentimiento impide sentirse agradecido?


Para que el resentimiento salga de su escondite, debemos reconocerlo. 

Autor: Mariel Mitre

Fecha: Septiembre del 2021

El resentimiento se conoce como la "emoción de la justicia". Renunciar a nuestro resentimiento a menudo puede parecer que estamos dejando que la otra persona se salga del apuro o tolerando su comportamiento.
No podemos tener relaciones que funcionen sin algo de gratitud, y la mayoría de nosotros rara vez estamos totalmente libres de resentimiento. Lo que sí significa es que si queremos estar genuinamente agradecidos con alguien, no podemos estar resentidos con él al mismo tiempo. 

Cualquier acción que tomemos para alejarnos del resentimiento es un paso hacia la gratitud. Resentimiento se define como "la revivificación de un sentimiento fuerte". Dos características distintivas del resentimiento son que nos hace reflexionar, es decir, repasar una y otra vez la situación en nuestras mentes, y que persiste en el tiempo. 

Aunque la investigación sobre las implicaciones del resentimiento para la salud está todavía en su infancia, y no es tan prolífica como la de la gratitud, alguna evidencia sugiere que el resentimiento tiene el efecto opuesto en nuestro bienestar que la gratitud. A considerar ciertos efectos negativos del resentimiento como ansiedad, depresión y amargura; además el resentimiento podría estar implicado en el desarrollo de úlceras, trastornos gástricos, acidez de estómago, síntomas cardiorrespiratorios, enfermedad cardíaca, intolerancia al ejercicio, dolor de cabeza, dolor de espalda, dolor en las articulaciones, insomnio y estrés. En otros estudios, las personas que no pueden perdonar tienden a experimentar estrés que acelera el proceso de envejecimiento y conduce a una variedad de enfermedades.

La gratitud tiene un poder asombroso para iluminar dónde falta y, en particular, dónde reside su opuesto, el resentimiento. 
Para empezar, podríamos tomar una relación difícil en la que reconocemos que tenemos resentimiento y hacemos de esto nuestro enfoque durante un período de tiempo. 
Es posible que tengamos demasiado miedo de admitir que estamos resentidos porque queremos mantener nuestra imagen de ser una persona agradable y positiva, o no queremos alterar el status quo. El resentimiento tiende a conllevar una sensación de vergüenza.; nos expone, haciéndonos parecer un poco débiles o no el tipo de persona que nos gustaría pensar que somos, o que nos gustaría que los demás nos vieran.

Necesitamos encontrar formas de darle a nuestro resentimiento una voz, una forma, un lugar en la mesa para la discusión, sin vergüenza o culpa, sin auto-juicio o el juicio de los demás. Solo entonces podremos ver cuánto nuestro resentimiento nos está robando nuestra gratitud y destruyendo nuestras relaciones y nuestra sensación de bienestar también podemos estar más empoderados y motivados para hacer algo al respecto. 

Otro punto importante a considerar es que cualquier paso que se aleje de la gratitud es un paso hacia el resentimiento. Una forma de ayudar a que la gratitud prospere es aumentar nuestra conciencia intercultural de las diferentes formas en que tiene significado para los demás. Es importante destacar que nada de esto significa que usemos la gratitud para encubrir nuestro resentimiento.

Es necesario adoptemos la gratitud como una práctica, donde damos pequeños pasos para alejarnos del resentimiento y, por lo tanto, acercarnos a la gratitud. La noción de “práctica” significa que esta no es solo una acción puntual, sino algo que probamos a lo largo del tiempo, con un propósito claro y en una acción sostenida. También significa que está bien no hacerlo bien todo el tiempo.


Si tú o alguien que conoces le gustaría trabajar en este tema recuerda que podemos ayudar. Contacta a un psicólogo o psicóloga dentro de nuestro equipo de psicoterapeutas, para agendar una sesión online o presencial.


Agenda: 22.27.66.46.94



Texto traducido de: Howells, K. (2021) Is Resentment Stopping You from Feeling Grateful? En: The Greater Good Science Center at the University of California, Berkeley


El divorcio y los hijos

El divorcio es una situación que se da como resultante de los problemas derivados de un matrimonio insatisfactorio, el cual puede solucionar algunos problemas pero causar otros, principalmente en los hijos, si no se maneja de manera adecuada. Descubre cómo acompañar a tus hijos en éste.