El regreso al mundo post pandémico


La ansiedad prospera en un entorno de incertidumbre. 

Autor: Mariel Mitre

Fecha: Julio del 2021

Los conciertos, las bodas, los eventos deportivos, entre otro tipo de celebraciones están de vuelta, así como el regreso a la oficina para muchos. Para algunos que han sido diligentes en evitar reuniones sociales y multitudes durante tanto tiempo, este regreso a un estilo de vida normal no es fácil.
Hemos visto un aumento en las personas que expresan ansiedad por el levantamiento de las restricciones de COVID-19 y ahora con los temores sobre la variante delta de rápida propagación ha hecho que algunos reconsideren a qué eventos están dispuestos a asistir.

Vivimos en una época sin precedentes, y los niveles de ansiedad y depresión están por las nubes. Durante la pandemia, los horarios diarios se han interrumpido y muchos trabajan de forma remota y hacen malabares con el trabajo, los niños y el hogar en el mismo entorno. Las interacciones en línea han reemplazado a las presenciales.  Y por lo anterior se realizó un censo en los hallazgos son reveladores. 
En 2019, el 12-15% de los participantes dijeron que experimentaban ansiedad, depresión o ambas. Durante el pico de la pandemia, aumentó al 43% y no es sorprendente, ya que muchos estaban viendo informes de noticias diarios sobre los recuentos de muertes por COVID-19 y el aumento de las tasas de desempleo.

Po eso aquí algunos consejos útiles:

- Concéntrate en el momento. 
Si estás en tu automóvil, concéntrate en cómo están cerradas las puertas, estás abrochado y estás a salvo. O si está en la casa, concéntrate mirando tus pertenencias. Dado que esto es seguro y familiar, puedes llevar este sentimiento contigo cuando salgas de casa.

- Recuerda respirar.
Si comienzas a experimentar una respiración muy superficial como jadeo, es probable que tu nivel de ansiedad aumente. La respiración profunda siempre te ayuda a calmarte. Respira profundamente y manténgalo durante tres segundos, exhala lentamente y luego contén la respiración durante tres segundos antes de volver a respirar profundamente. Continúa el proceso hasta que tu respiración sea constante y lenta.

- Apóyate en un amigo.
Si te preocupa el lugar al que te diriges, lleva a un amigo. No hacerlo solo es una excelente manera de comenzar a reincorporarse a las actividades de la era posterior a la pandemia.

- Come sano.
Concéntrate en una dieta saludable con muchas proteínas, cereales y verduras. Mantente alejado de las bebidas y los bocadillos para el estrés.

- Identifica tu reductor de estrés.
Piensa en lo que haz hecho en el pasado para reducir tu estrés o depresión.

- Tómate tu tiempo para hacer la transición.
Si no estás listo para deshacerte de la máscara o estar rodeado de mucha gente, está bien. Tú eres el que estás a cargo de tu bienestar físico y mental, y limitar las interacciones en persona puede ayudarte a hacer una mejor transición de regreso.

- Busca ayuda.
Si encuentras que nada funciona y todavía estás ansioso o deprimido, puede ser el momento de buscar ayuda profesional. Es importante recordar que está bien tener algo de ansiedad o depresión; la clave es que no te abrume.

Y si tú o alguien que conoces le gustaría trabajar en este tema recuerda que podemos ayudar. Contacta a un psicólogo o psicóloga dentro de nuestro equipo de psicoterapeutas, para agendar una sesión online o presencial.


Agenda: 22.27.66.46.94



Texto traducido de: Yeager, K. (2021) Anxious about returning to the post-pandemic world? You’re not alone En: Wexner Medical Center at the Ohio State University.