Desarrollando conciencia entre educadores y niños


Desarrollar una conciencia trabajadora no es una hazaña pequeña. 

Autor: Mariel Mitre

Fecha: Junio del 2021

Conciencia, aquello que escuchamos, y nos sentimos en paz al escucharla sabiendo que estamos haciendo lo correcto sin importar lo difícil que sea.

Según la experta en educación moral Darcia Narváez, el desarrollo del carácter tiene que ver con la conciencia. Y tanto los padres como dentro de las escuelas se puede enseñar sobre virtudes como la honestidad, la equidad y la responsabilidad y es, la conciencia del niño la que determina si pondrán en práctica estas virtudes enseñadas cuando sea necesario.

Para cultivar una conciencia fuerte, se sugiere comencemos jóvenes porque claramente, la conciencia es complicada, una conciencia fuerte es el resultado de complejos procesos psicológicos y que, junto con la capacidad de sentir empatía y culpa se requiere autocontrol.

¿Qué pueden hacer los educadores? Aquí algunos consejos basados en la investigación:

1) Cultivar relaciones sólidas entre maestro y alumno.
Tómese el tiempo para conocer a sus estudiantes, sus gustos y disgustos, sus sueños, y déjeles ver que los valora como seres humanos. Demostrar cuidado y respeto por los estudiantes contribuirá en gran medida a alentarlos a escuchar y confiar en su guía.

2) Discuta, discuta y discuta un poco más.
Los niños, desde muy pequeños, están trabajando duro para entender el mundo y sus reglas y es un proceso psicológicamente muy complejo.
Cuanto más puedan escuchar su opinión sobre las cosas, más comprensión obtendrán.
Dato: las madres que se tomaron el tiempo para explicar las causas y consecuencias de un conflicto en gran detalle, obtuvieron hijos con conciencias más fuertes. Los adultos saben que este mundo no opera con estándares absolutos que puedan aplicarse universalmente, los niños también necesitan aprender esto.

3) Fomentar las identidades morales de los estudiantes.
Tenemos muchas identidades, sin embargo la única identidad que los investigadores señalan como crucial para hacer lo correcto es nuestra identidad moral.
Otra investigación ha encontrado que los estudiantes con fuertes identidades morales están más motivados para comportarse de manera prosocial, compartiendo, ayudando y consolando a los demás, incluso cuando no obtienen ningún reconocimiento por ello. Esa es la conciencia en acción.

Los educadores deben ayudar a sus estudiantes a verse a sí mismos como buenas personas. ¡Está bien elogiar el carácter de los niños!, porque es más eficaz.
Otras formas de cultivarla es darles a los estudiantes señales simples como listas de principios morales o que escriban historias usando términos morales. Una más es involucrarlos en el servicio comunitario y brindarles oportunidades para reflexionar sobre sus experiencias.

4) Siga enseñando el aprendizaje socioemocional junto con las habilidades de atención plena ya que es el "trabajo interno" más importante del desarrollo de la conciencia.
Aprender a identificar sentimientos y comprender lo que significan puede ayudar a los estudiantes a desarrollar empatía por los demás, un elemento fundamental de la conciencia.
Además debemos ir un paso más allá y enseñar a los niños cómo escuchar sus barómetros internos.
La atención plena puede ayudar a los niños a desarrollar su conciencia somática para que puedan sintonizar mejor con lo que les dice su cuerpo y, por lo tanto, escuchar más de cerca su conciencia.

Finalmente, necesitamos ayudar a los estudiantes a desarrollar el autocontrol, enseñándoles a 
detenerse y pensar antes de decidir qué hacer y a respirar profunda y lentamente para ayudarlos a concentrarse cuando las emociones se vuelven abrumadoras.


Si tú o alguien que conoces le gustaría trabajar en este tema recuerda que podemos ayudar. Contacta a un psicólogo o psicóloga dentro de nuestro equipo de psicoterapeutas, para agendar una sesión online o presencial.


Agenda: 22.27.66.46.94



Texto traducido de: Zakrzewski, V. (2021) Four Ways Teachers Can Help Students Develop a Conscience En: The Greater Good Science Center at the University of California, Berkeley. 





Distraer la mente

Algunas veces hacemos cosas sin pensar las consecuencias. Es muy útil distraer a la mente para que las emociones se calmen y poder actuar con calma.