Cuatro fortalezas del carácter que pueden ayudar a los niños a aprender


El aprendizaje ocurre en la cabeza, el carácter en el corazón.

Autor: Mariel Mitre

Fecha: Noviembre del 2021

No pasó mucho tiempo para adentrarse en estudios que definen lo profundamente entrelazados que están la cabeza y el corazón. El carácter influye profundamente en todos los aspectos del aprendizaje.

A continuación se presentan cuatro fortalezas que los hijos deben cultivar, desde la gratitud hasta la humildad, que les ayudarán a convertirse en mejores estudiantes. 

  1. 1. Aprender a perdonar puede mejorar las calificaciones de los niños.
Décadas de investigación demuestran que la capacidad de perdonar es una habilidad para la vida que nos ayuda a desarrollar la resiliencia. Cuando puedes perdonar, puedes superar el dolor y la desgracia.
Robert Enright, profesor de psicología en la Universidad de Wisconsin-Madison, compartió cómo enseñar a los niños el perdón no solo cambia su perspectiva de la vida, sino que puede afectar su desempeño académico.

Conclusión de crianza: para darle a tu hijo el súperpoder de la resiliencia (y más oportunidades de aprender), modela el perdón y habla sobre su valor en pequeñas formas en la vida diaria. De esa manera, cuando tu hijo experimente dolor o injusticia (como todos nosotros), ya habrá desarrollado la práctica del perdón.

  1. 2. Los niños con un propósito se inclinan hacia el aprendizaje.
Los investigadores han comprendido desde hace mucho tiempo que las personas con un fuerte sentido de propósito son, en promedio, más felices, más saludables y más exitosas que las que no tienen un propósito. Para los jóvenes, los beneficios se extienden a su trabajo escolar: los niños con un sentido de propósito dicen que su trabajo escolar es más significativo.
El solo hecho de hablar sobre el propósito durante una sola conversación, sin importar con cuánta dirección, ayudó a los jóvenes a descubrir un sentido más profundo de propósito.

Conclusión de crianza: los investigadores advierten que los padres deben tener cuidado de no imponer su propósito a sus hijos. Pero las conversaciones abiertas sobre lo que le importa a tu hijo y lo que quiere que cambie en el mundo pueden ser formas maravillosas de sentar las bases para que explore sus valores y, en última instancia, desarrolle un sentido de propósito más fuerte. 

  1. 3. La gratitud puede ayudar a los niños a construir relaciones que permitan el aprendizaje.
Giacomo Bono, investigador de la gratitud y profesor de psicología en la Universidad Estatal de California, Dominguez Hills, mencionó por qué la gratitud es una fortaleza de carácter tan poderosa para que los niños aprendan temprano: cambia la naturaleza misma de sus vidas.

"No es solo que deambular solo con un sentido de gratitud te hace más feliz o más resistente", dijo Bono. "Es que te hace comportarte de manera diferente en el mundo, construir tus relaciones de manera diferente" En otras palabras, cuando los niños sienten y actúan sobre su gratitud por los demás, cambia la forma en que se relacionan con el mundo y cambia su propio sentido de sí mismos. Primero, expresan una auténtica gratitud a las personas (como maestros, amigos o familiares) que los apoyan. Esto profundiza esas relaciones y les permite encontrar conexiones positivas con compañeros y mentores, quienes a su vez facilitan el establecimiento de metas y la motivación.

Conclusión de crianza: desarrolla tu práctica familiar de la gratitud con rituales pequeños y fáciles que te permitan modelarlo para tus hijos, como nombrar tres cosas por las que estás agradecido antes de acostarse.

  1. 4. Los niños humildes obtienen mejores calificaciones.
La humildad es una virtud antigua, según una nueva investigación puede ser una clave para ayudar a los niños a mantener la mentalidad esencial para el aprendizaje. El aprendizaje requiere curiosidad y la curiosidad requiere no saber o admitir lo que no se sabe.
La humildad intelectual en los adolescentes parece influir en su aprendizaje. De hecho, cuanto más alto es el nivel de humildad de los adolescentes, más altas son sus calificaciones. Y no es porque sean más inteligentes; más bien son buenos para aprender.

Conclusión de crianza: en lugar de concentrarte en lo que tu hijo sabe, deja más espacio para lo que siente curiosidad por aprender.

Toda esta investigación sugiere cómo el carácter a menudo puede ser un poderoso catalizador para el aprendizaje.




Si tú o alguien que conoces le gustaría trabajar en este tema recuerda que podemos ayudar. Contacta a un psicólogo o psicóloga dentro de nuestro equipo de psicoterapeutas, para agendar una sesión online o presencial.

Agenda: 22.27.66.46.94


Texto traducido de: Lloyd, C. (2021) Four Character Strengths That Can Help Kids Learn En: The Greater Good Science Center at the University of California, Berkeley


La mejor versión de sí mismos

Cuando los estudiantes enfrentan desafíos, los educadores pueden ayudarlos a reflexionar y actuar sobre lo que les importa.