Cómo superar la presión de hacer siempre más


Autor: psicologa jimena mijares

Fecha: Enero del 2021

Observamos lo que otras personas parecen estar haciendo y lo usamos como un ancla para lo que es razonable. Cuando se considera socialmente una norma hablar de lo ocupado que está, o cuando su empleador le pide que haga más de lo que puede cubrir en tres o cuatro horas de productividad por día, o cuando tiene una larga lista de tareas pendientes y nunca revisa todo apagado, siempre te sentirás inadecuado.

Muchas personas tienen la expectativa de que se supone que debemos estar aprendiendo y trabajando constantemente, conectados, haciendo ejercicio todos los días, cumpliendo una cantidad imposible de metas. Y cuando nos proponemos hacer más de lo que es saludable para nosotros, naturalmente vamos a fallar y nos veremos como vagos, incluso si estamos haciendo más de lo que hemos hecho antes o haciendo una cantidad física y mentalmente insostenible.

Se necesita mucho trabajo para desaprender actitudes profundamente absorbidas. Pero pensar con compasión en otras personas y notar, luego cuestionar, tu reacción instintiva cuando alguien te decepciona o crees que es un vago es un buen punto de partida.

A menudo es más fácil practicar el extender la compasión a otras personas que a nosotros mismos, porque la mayoría de las personas se mantienen en un estándar absurdamente alto.

Si tú o alguien que conoces le gustaría trabajar en este tema recuerda que podemos ayudar. Contacta a un psicólogo o psicóloga dentro de nuestro equipo de psicoterapeutas, para agendar una sesión online o presencial.

Agenda: 22.27.66.46.94


Texto traducido de: Suttie, J. (2021) How to Overcome the Pressure to Always Do More. En: The Greater Good Science Center at the University of California, Berkeley



Distraer la mente

Algunas veces hacemos cosas sin pensar las consecuencias. Es muy útil distraer a la mente para que las emociones se calmen y poder actuar con calma.