Cómo los padres y los niños pueden aprender habilidades emocionales juntos


El 79% de los adultos ven grandes diferencias entre los niños más pequeños y los adultos mayores en la forma en que ven el mundo.

Autor: Mariel Mitre

Fecha: Octubre del 2021

Si bien las escuelas hicieron esfuerzos para enseñar el desarrollo del carácter y la atención plena a los estudiantes a través del aprendizaje socioemocional, no fue tan beneficioso como podría haber sido porque los estudiantes se iban a casa con padres que no entendían las prácticas o los conceptos.

“Durante los últimos 20 a 30 años, el movimiento de aprendizaje socioemocional se ha centrado exclusivamente en los niños”, dice Robert Roeser, profesor de desarrollo humano y estudios familiares en la Universidad Estatal de Pensilvania. "También debemos pensar en desarrollar esas competencias en los adultos"

En una serie de talleres de aprendizaje social y emocional, los padres se emparejaron con mentores y asistieron en persona para tratar las fortalezas del carácter como la gratitud, el perdón, el propósito y la compasión, así como sesiones grupales entre padres e hijos que abrieron un espacio para que las familias debatieran aplicando lo aprendido.

Una de las conclusiones más importantes del programa fue que los padres se dieron cuenta de que sus hijos tienen pensamientos, perspectivas y opiniones propias que vale la pena expresar, y escucharlos activamente. Su capacidad para participar al escuchar abrió líneas de comunicación y ayudó tanto a los padres como a los niños a sentirse más seguros con su crecimiento. 

Las investigaciones sugieren que hay muchas formas en que los padres pueden participar en el desarrollo del carácter de sus hijos, y una de las cosas más importantes que podemos hacer es modelar el comportamiento. Esto no solo inspira a nuestros hijos, sino que también puede profundizar nuestras relaciones con ellos y mejorar nuestro bienestar incluso más allá de nuestro papel como padres.

La investigación sugiere que la autocompasión va de la mano con una paternidad equilibrada y más tranquila. Cuando los padres practican la autocompasión, pueden ser más amables consigo mismos y sentirse más conectados con los demás, en lugar de sentirse aislados. 

Esa capacidad de ser atentos y amables con ellos mismos se extiende luego a los niños, a medida que aprenden con el ejemplo y obtienen el beneficio de un padre más relajado y comprometido.


Si tú o alguien que conoces le gustaría trabajar en este tema recuerda que podemos ayudar. Contacta a un psicólogo o psicóloga dentro de nuestro equipo de psicoterapeutas, para agendar una sesión online o presencial. 


Agenda: 22.27.66.46.94



Texto traducido de: Huggins, T. (2021) How Parents and Children Can Learn Emotional Skills Together En: The Greater Good Science Center at the University of California, Berkeley



¿Te enojas fácilmente?

El enojo es un estado emocional que consiste en sentimientos que varían en intensidad, desde la leve molestia hasta la furia, que surge cuando percibes una injusticia